miércoles, 26 de septiembre de 2012

ENTRENAMIENTO DE ALTA INTENSIDAD E INSUFICIENCIA CARDIACA


El óxido nítrico (NO) es una importante molécula vasodilatadora que regula la presión de O2 dentro de la microvasculatura del músculo esquelético. En sujetos sanos, el oxido nítrico es  el producto de la transformación de la L-arginina a través de la enzima oxido sintasa (NOS) que presenta dos isoformas: NOS neuronal (nNOS) y NOS endotelial (eNOS).

La Insuficiencia cardiaca crónica (ICC) se traduce en una disfunción vascular periférica que se atribuye, en parte, a un deterioro de la función del oxido nítrico. Esta alteración mediada por NO se atribuye generalmente a la disfunción  de eNOS en ratas. (Copps y col, 2012, The Journal of Physiology, 590 (15): 3585-3596). En otra investigación llevada a cabo por (Stevens y col, 2003, PNAS, 100 (8): 4891-4896)  en ratones con insuficiencia cardiaca, confirmaron que Incrementar los niveles de eNOS ayudaba a regular los niveles de óxido nítrico en sangre, y mejoraba su  insuficiencia cardíaca.

Y ahora bien, ¿Por qué os cuento todo este rollo? Bien, ahí va la explicación. Leyendo un artículo sobre la comparación entre el entrenamiento de resistencia  de alta intensidad (4-6 tests de Windgate) vs el entrenamiento de resistencia  convencional,  (45-60min al 65% del VO2 max) leí que con ambos la sensibilidad a la insulina aumentó así como la fosforilazación y  la capilarización del vasto externo. También leí, y aquí viene lo más importante, que con ambos entrenamientos se redujo la rigidez aórtica y aumentaron los niveles de eNOS, pero que lo hicieron significativamente más con el entrenamiento de alta intensidad que con el entrenamiento tradicional (Cocks y col, 2012, The Journal of Physiology, 3sep). Esto significaría, y solo es la conclusión que yo saco, que el entrenamiento de alta intensidad podría ser una opción para las personas con insuficiencia cardiaca.

Así pues, y a la vista de otras evidencias que resaltan los beneficios del entrenamiento de alta intensidad incluso en sujetos con patologías cardiacas, esto hace que me decante aún más por el HITT. No obstante, no es la panacea y estos estudios están hechos con ratones. Esto no quiero decir que sea lo único, siempre habrá que basarse en los principios de especificad e individualización.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario