martes, 1 de octubre de 2013

REFLEXIONES DE UN INEFTO

Después de un par de años de experiencia como entrenador personal y preparador físico, la realidad es que por muy mal preparado que se salga de la carrera de INEF (yo he sido el primero en hacer autrocrítia siempre), cada uno hace su camino. Por suerte me dí cuenta pronto; en la carrera puedes aprender, sí, pero basicamente  desarrollan tu capacidad para aprender, te dan el carné pero a partir de ahí empiezas a conducir tú. Eso es lo que debería ser para mí la facultad. Te enseñan a ser capaz de construir tu propio conocimiento. Y cierto es que uno solo no puede hacerlo todo, que hay cursos, master y preparaciones que están muy bien y que son realmente útiles, y que SEGUIR FORMÁNDOSE NO ES UNA OPCIÓN, ES UNA OBLIGACIÓN. Pero me niego a creer y aceptar que para poder trabajar tenga que alegar un millón de ellos en mi curriculum y que se presuponga que por se licenciado "a secas" no soy competente, porque no es cierto. En mi opinión un licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, no va a la facultad a ser un autómata que desarrolla infinidad de sesiones ciclo indoor y llena la sala. Todo mi respeto a los monitores, es una forma de hablar y un ejemplo, pues hay aunténticos cracks. Uno va a entender la fisiología, biomecánica, anatomía,  psicología, gestión del ciclismo, y posteriormente aplicarlo al ciclo indoor, siendo con ello capaz de crear los mejores programas de entrenamiento y gestionar de la forma más eficaz a los grupos. Yo no he dado una sesión de ciclo indoor en mi vida, y si lo hiciera probablemente podría mejorar infinidad de cosas, pero si me preguntasen ahora mismo si soy capaz de preparar y desarrollar una sesión, diría totalmente seguro: SÍ.

Aún dicho esto, aprovecho para dar un toque de atención y denunciar la degradación que estos estudios están sufriendo, pues es bien cierto que yo nunca he visto un norte claro y una apuesta por la calidad y el reconocimiento que deberíamos tener; y esto también es culpa nuestra, de nuestra actitud de desidia e indiferencia. Por lo tanto, no debemos ver raro que para adquirir el protagonismo que merecemos por parte de la sociedad haya que recurrir a otras formaciones, y tampoco es raro ver como otros profesionales nos comen el terreno, porque reconozcámoslo, algunos están muy bien preparados.

No obstante tampoco es raro ver a grandes profesonales del entrenamiento y la salud salidos del INEF, y a gente que solicita tus servicios porque en el gimnasio no pueden satisfacer sus demandas.

Así que como dice el refrán cada uno recoge lo que siembra. Y como ya he dicho, tu credibilidad es tu responsabilidad y no de la carrera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario