jueves, 7 de enero de 2016

EL SOBREPESO Y LA OBESIDAD INFANTIL AFECTAN A LA SALUD Y LA CALIDAD DE VIDA.

Teniendo en cuenta que el sobrepeso y la obesidad en la vida adulta afectan a la salud y el bienestar, los potenciales efectos nocivos sobre el sistema musculoesquelético de estas situaciones en la infancia, requieren aún más atención (1). Durante esta etapa, el niño está en un proceso continuo de crecimiento, y situaciones como el sobrepeso o la obesidad, pueden desembocar en un mayor estrés de articulaciones como la rodilla.

Imagen 1: Infografía del artículo

El valgo, es decir la tendencia de la rodilla a desplazarse hacia la zona media del cuerpo, puede ser una estrategia para minimizar la carga sustancial del compartimento medial de la rodilla, pero la mala alineación musculoesquelética y el exceso de masa, produce un mayor riesgo de  desarrollo de artrosis precoz (2).

Imagen 2: Valgo de rodilla

La presencia  de una rodilla en valgo junto con el sobrepeso puede estar relacionado con el aumento de la sobrecarga en las extremidades inferiores. Por otra parte, la acumulación de grasa en el interior de los muslos hace que el espaciamiento de los maléolos se incremente y se produzca una mayor presión en el compartimento lateral de la rodilla. Con el tiempo y el desarrollo, el crecimiento desigual entre los dos compartimentos lleva a la instalación de una deformidad en valgo permanente (3).

El trabajo enfocado a reducir el sobrepeso, junto al fortalecimiento de la musculatura,  como puede ser el glúteo medio y mayor, deben ser un pilar básico en el tratamiento de estas situaciones, a la vez que el aprendizaje de patrones de movimientos correctos como la bisagra de cadera o la realización correcta de una sentadilla, pueden ser muy beneficioso en estos casos.

Si tu hijo tiene sobrepeso u obesidad, no dejes que la situación se prorrogue en el tiempo, en el futuro te lo agradecerán, tanto él, como sus rodillas.

Un buen propósito para este 2016 es aumentar el tiempo de práctica de actividad física de los niños y para ello el mejor medio es el juego.

Referencias Bibliográficas:



No hay comentarios:

Publicar un comentario